-->

jueves, 7 de noviembre de 2013

AVANCE: Distress para Dummies


¡Hola!

Los que me conocéis sabéis bien lo mucho que me gusta usar las Distress (y no solo para envejecer bordes) y en alguno de mis talleres habréis visto más de una técnica con estas tintas que me tienen enamorada, así que os dejo un pequeño avance de lo que será, espero, un extenso taller de técnicas básicas y avanzadas con Distress, esta maravillosa tinta con base al agua a la que muchas veces no le sacamos todo el partido.

ESTAMPADO FANTASMA

Para darle un aspecto diluido a nuestras estampaciones con Distress solo tenemos que recordar la regla básica de las Distress; reaccionan con el agua al ser unas tintas cuya base es el líquido elemento, bien, con esta premisa, escogeremos el sello que queramos estampar, preferiblemente de caucho ya que las Distress se adhieren mejor sobre ellos y elegiremos un color de un tono medio o fuerte. En el ejemplo que os voy a mostrar, yo me decanté por el Broken China. Una vez hayamos empapado el sello con la tinta, aplicaremos un poco de agua sobre él con ayuda de un pulverizador, dos toques como máximo y procederemos con la estampación de manera normal. El resultado será este:


Como podéis apreciar en el ejemplo, la tinta Distress no es tan vívida como otras como las Archival o las Versafine, pero con la técnica y el color adecuados, os pueden salir cosas tan chulas como esta.

FONDOS CON DISTRESS (EN SECO)

Crear un fondo divertido y colorido es muy fácil con las tintas Distress, solo hay que saber cómo aplicarlas y aunque existen varias formas de hacerlo, aquí os explico el modo más sencillo. 

En primer lugar escogeremos las tintas que vayamos a utilizar para nuestro fondo, los colores siempre serán a vuestro gusto, pero procurad que sigan un determinado orden; paleta cálida (tonos desde los naranjas, magentas hasta los tierra) o paleta fría (azules, grises o turquesas) Un buen truco para que los colores queden bien definidos es utilizar una esponjita o almohadilla para cada color, así que comenzaremos por el color más oscuro y empaparemos la esponjita en la tinta. Para aplicar lo haremos de fuera hacia dentro y con suaves movimientos circulares. Aprovechad los colores más oscuros para los exteriores y los más claros para el interior, ya que esto favorecerá a la hora de darle profundidad al fondo.

Tras haber aplicado y cubierto toda la superficie que hayamos escogido para trabajar, la decoraremos a nuestro gusto. Seguidamente os pongo unos ejemplos para que veáis el resultado:



Espero que os haya gustado este avance de Distress para Dummies, veremos esto y muchísimo más en el taller (a confirmar).

¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...