-->

miércoles, 25 de junio de 2014

Colección Folio Tim Holtz II

¡Hola!

¿Os pensabais que os iba a dejar con la intriga de cómo acabar el proyecto de la carpeta alterada de Tim Holtz? Pues marchando la segunda parte de este bonito proyecto que me ha encantado compartir con vosotros, tened a mano los adornos y las fotos ¡que esta es la mejor parte!

Continuando con el proyecto que dejamos a medias el lunes, una vez forrada la carpeta por fuera, la contraportada interior y las solapas (o flaps) con las pestañas en cascada ya pegadas a la base de la carpeta, podemos estampar algún sello sobre ellas para que no se vean tan "sosas"



Para el fondo, con retales de papel similar al que utilicé para forrar la parte exterior hice un bolsillo para guardar tags o cualquier otro elemento de decoración, como me sobró papel, me decidí por la tag. Podéis aprovechar los retales que os sobren para hacer este tipo de decoraciones; quedan muy bonitas y además podremos darle salida a restos de papel que nos hayan sobrado de otros proyectos.


Tras haber decorado las pestañas y el fondo de la carpeta, mediremos las solapas laterales y las forraremos por ambos lados con el papel que hayamos escogido. Yo he aprovechado unos sobres estilo vintage que tenía para pegar uno de ellos en la cara exterior de una de las solapas y así tener algo más de espacio para guardar recuerdos:





Seguidamente, entintaremos los bordes de las solapas para darle un aspecto más envejecido y la carpeta ya estará lista para decorar. Tened en cuenta de que montaremos el mini en las pestañas en cascada que pegamos al principio; las superiores son más estrechas que las inferiores, por lo que las fotos y los elementos más pesados que queramos poner irán mejor en las capas inferiores ya que tendremos más superficie para pegarlos.

Para decorar, yo utilicé unos troqueles en forma de libélula que hice con la Big Shot, unos sobres kraft con cierre al estilo antiguo y unas transparencias que troquelé con la Big Shot también. Tenía unos chipboards de Teresa Collins que me gustaron mucho y los incorporé al mini que fui montando por capas, sin recargar demasiado las pestañas, porque no nos interesa que el interior tenga mucho volumen, ya que así podremos cerrarlo mejor. 



Con el interior ya montado, coloqué de nuevo la goma para cerrar la carpeta y me puse con la portada. La decoración es personal, por lo que podréis hacerla como más os guste. A mí no me gusta poner muchas cosas en las portadas, porque en general no suelo recargar mis proyectos, pero sí que le puse un título utilizando un alfabeto de tela y un troquel de madera con la palabra Love. Para terminar la decoración, puse una cinta de gasa y colgué una llave metálica e hice un pequeño bouquet de flores en la parte inferior. Mi carpeta, ya terminada, quedó así:













Espero que os haya gustado este proyecto y os animéis a alterar una de estas carpetas tan chulas de Tim Holtz. Yo la he hecho estilo vintage, pero quedan preciosas con cualquier tipo de papel y del estilo que más os guste. Como siempre, recordaros que cada una tenemos nuestros gustos y que vosotras podéis decorarla de la forma que queráis, porque de eso se trata, de hacer un proyecto único y de nuestro gusto.

Para cualquier duda, sobre todo si os liáis con las pestañas interiores, no dudéis en preguntar, que os ayudaré encantada (al principio no es fácil montar el mini interior) y como siempre, nos vemos en el próximo post, que toca caja explosiva express, sed buenos =)

lunes, 23 de junio de 2014

Colección Folio Tim Holtz I

¡Hola!

Por algunos problemillas técnicos esta entrada no la pude subir la semana pasada, pero este lunes de verbena aquí estamos con las pilas a tope y ganas de scrapear un poquito.

Hoy quiero hablaros de la Colección Folio de Idea-Ology diseñada por Tim Holtz, se trata de unas carpetas de chipboard rígido que pueden alterarse con cualquier técnica mixed media que se te ocurra y en cuyo interior podemos guardar nuestros recuerdos de una forma sencilla y original con un novedoso sistema de pestañas en cascada. Estas carpetas se presentan tanto en tamaño grande como en pequeño, para que puedas elegir el que más se ajuste al proyecto que quieras realizar.


Para este proyecto he decidido usar la carpeta pequeña, ya que la idea es hacer un proyecto sencillo para ir familiarizándonos con este nuevo formato para guardar recuerdos que nos propone Tim Holtz.



Como os dije, va a ser un proyecto sencillo, ya que familiarizarse con este nuevo formato será mucho más sencillo si no nos proponemos algo demasiado complicado. Tened en cuenta que al alterar algo que ya está hecho, debemos tener mucho cuidado al tomar las medidas o en el caso concreto de esta carpeta, respetar los agujeros de la goma de cierre, etc. Estos son algunos de los materiales que he escogido para este proyecto, que como veis, va a ser de estilo vintage; la colección de papel es Time Traveller de Prima Marketing, las flores y los die cuts también de Prima Marketing, un alfabeto de tipo industrial de Tim Holtz, botones de madera de Studio Calico, tags y cintas.



Para comenzar a alterar esta carpeta lo primero que haremos será retirar la goma de cierre y reservarla para cuando el proyecto esté terminado. Después, tomaremos medidas de toda a superficie de la carpeta, incluyendo todas las solapas y las anotaremos con lápiz sobre la propia carpeta, así siempre podremos tener una referencia visual de las medidas con las que trabajamos. 



Una vez tengamos esto, cogeremos las pestañas en cascada del interior y la doblaremos por la costura con una plegadora, de este modo:




Una vez tengamos las pestañas dobladas, las dejaremos a parte y comenzaremos a cortar el papel teniendo en cuenta las medidas que tomamos anteriormente. Comenzaremos a forrar la carpeta por el exterior. Para crear un diseño con cierto contraste con esta colección de papel, he alternado los claros con los oscuros, para la solapa exterior y lo que sería el "lomo" de la carpeta:



Para disimular levemente el "salto" entre el papel oscuro y el claro, con una troqueladora de bordes, hice un sencillo borde y lo pegué justo sobre la línea, de esta manera:



Para darle aun un aspecto más vintage, envejecí los bordes de toda la carpeta con tinta Distress, el tono que utilicé fue el Wallnut Stain, ya que era el que más se ajustaba a las tonalidades de esta colección de papel. Con estos sencillos pasos ya tendríamos el exterior de nuestra carpeta forrado, ya que la decoración de la portada, yo suelo dejarla siempre para el final, cuando el interior ya está hecho. Es práctico hacerlo en este orden sobre todo si la portada, como es mi caso, va a llevar bastante volumen, ya que intentar decorar el interior sin poder apoyar bien la carpeta no es nada cómodo, por lo que os recomiendo dejar la portada para el final. 

Lo siguiente que hice fue pegar las pestañas en cascada en el interior de la carpeta y forrar la contraportada y la solapa con un papel mucho más claro que el del exterior. No quería que la parte de dentro fuera demasiado oscura, para no matar con el contraste los adornos interiores:



Igual que hice con el exterior, envejecí con Distress Wallnut Stain los bordes y la dejé lista para comenzar a hacer el álbum interior y las solapas o flaps laterales.

Pues hasta aquí la primera parte de este paso a paso para alterar nuestra carpeta, mañana la segunda parte donde haremos el álbum interior, la portada y los retoques finales. Espero que os hayan gustado estos primeros pasos, como veis, muy sencillos pero con un bonito resultado, os espero mañana para terminarla ¡no faltéis!

Nos vemos en el próximo post, hasta entonces, sed buenos =) y ¡feliz verbena de San Juan!

lunes, 16 de junio de 2014

Tutorial: Técnicas con Perfect Pearls II

¡Hola!

Comenzamos este lunes con las pilas cargadas a tope de un fin de semana de sol y playa, ya se nota el calorcito, en algunos sitios más que en otros, y la sombrilla o la pelota de playa ya se han hecho un hueco permanente en los maleteros de nuestros coches ¡el verano ya está aquí! y para darle la bienvenida al buen tiempo, aquí va la segunda parte del tutorial sobre los Perfect Pearls (PP) que os traje la semana pasada ¡espero que os gusten estas nuevas técnicas!

Hoy aprenderemos dos técnicas muy diferentes para poder aprovechar aun más nuestros PP, que junto con las tres del tutorial anterior hacen un total de cinco técnicas distintas para sacarle todo el partido a estos polvitos llenos de posibilidades.

Crackle Paint o Glossy Accents + PP

Para esta técnica necesitaremos:

-Bote de PP del color que más os guste
-Crackle Paint (Crackle Accents también sirve) o Glossy Accents
-Espátula
-Pincel de detalle


Como ya sabéis, una de las características principales de los PP es que confieren al médium que usemos para aplicarlos un aspecto metálico o nacarado, bien, pues lo que aprenderemos con esta técnica es a mezclaros correctamente junto con cualquier barniz embellecedor como el Crackle Paint (barniz tipo Glossy que se rompe formando pequeñas grietas cuando se seca) o el Glossy Accents, que como sabéis, es un barniz que añade brillo y volumen a la superficie donde lo apliquemos, para aprovechar ese bonito efecto metalizado de los PP y hacer que nuestros barnices luzcan aun más espectaculares. 

Lo primero que haremos será coger una pequeña cantidad del barniz escogido, en mi caso, el Crackle Paint y lo depositaremos directamente sobre la superficie de tintas, de este modo:



Seguidamente, con otra espátula, cogeremos un poquito de PP y los incorporaremos al barniz, que mezclaremos con movimientos circulares para deshacer todos los grumos hasta conseguir una pasta homogénea y densa.




Una vez tengamos nuestra pasta, la podremos aplicar a cualquier superficie, yo me he decidido por unos adornos de madera, aunque podéis aplicarlo donde queráis, en adornos de chipboard, sobre todo alfabetos, queda precioso.




Una vez hayamos extendido la pasta uniformemente sobre la superficie escogida, la dejaremos secar al aire, de forma natural, ya que si aceleramos el secado con una pistola de calor, lo más probable es que acabemos quemando el barniz y el efecto no sería el deseado ¡un poco de paciencia! Tras dejar la pieza secar, el barniz crackelado se habrá roto completamente y obtendréis un resultado como este:



¿A que es chulo? Pues imaginad lo bonito que queda en diferentes colores y con otros barnices como el Glossy Accents, ya que el proceso es exactamente el mismo. No se a vosotras, pero a mí me entran ganas de hacer más mariposas de colores =)

Glimmer casero con agua, tinta y PP

Para realizar esta técnica necesitaremos:

-Bote de PP de colores y otro blanco
-Pulverizador mini (Mini Mister)
-Tinta líquida (ya sea en spray o los reinkers de la Distress)
-Espátula


Esta es quizá una de las técnicas más conocidas de los PP ya que te permiten añadir una bonita pátina brillante a todos tus proyectos. Esta pátina será solo de brillo ligero o de brillo más un poco de color dependiendo del modo en que hagamos la mezcla.

Para la mezcla que solo añade un ligero brillo del color escogido de PP lo primero que haremos será llenar el mini pulverizador un poco más de la mitad de su capacidad. Escogeremos el color que PP que más nos guste, recordad que mientras más intenso sea el color más brillante el resultado, y con la espátula, añadiremos una pequeña cantidad de PP directamente al agua del mini pulverizador, de esta manera:




El agua adquirirá el tono de los polvos que hayamos escogido. Antes de aplicar, agitaremos con fuerza el pulverizador para que los polvos se mezclen completamente con el agua, si os fijáis, la mezcla hará un bonito efecto nacarado. Luego solo tendréis de pulverizar ligeramente la superficie donde queráis aplicar el glimmer y dejar secar. A diferencia de la anterior técnica, esta sí la podremos secar con la pistola de calor de forma habitual.




Como veis, es un resultado muy tenue, pero a la luz, los polvos reflectan una buena cantidad de luz por lo que vuestros proyectos brillarán con luz propia.

Aunque si lo que queremos es que además del brillo el proyecto adquiera un ligero color, lo que haremos será llenar nuestro mini pulverizador con la mitad de agua de su capacidad y añadir un par de gotas de la tinta líquida que más os guste (podéis usar las Dylusions, Adirondack en spray o los reinkers de la Distress) yo he utilizado un reinker de la tinta Distress.



Una vez tengamos el pigmento en el agua del pulverizador, añadiremos un poco de PP, a ser posible blancos o lo más claros posible, al agua y agitaremos con fuerza hasta que los polvos se hayan mezclado completamente junto al agua y a la tinta. Después, solo tendremos que pulverizar sobre la superficie deseada y dejar secar (o acelerar el secado con una pistola de calor).





Esta vez la mezcla ha adquirido un poco más de color ¿os cuesta ver la diferencia? esto es porque la mezcla que hacemos añadiendo tinta variará de intensidad dependiendo de la cantidad de tinta que usemos, como siempre ¡la decisión es vuestra! Aun así, pensad que una vez seca, la muestra donde hayamos aplicado el glimmer con tinta se verá salpicado de manchas de tinta y la muestra solo con agua y PP se verá un ligero brillo.



Podéis aplicar el glimmer en diferente superficies, ya estén previamente trabajadas o no, el objetivo es añadirle una ligera pátina brillante y aquí tenéis algunos ejemplos:



Si miráis bien las dos imágenes (las podéis agrandar haciendo click sobre ellas) podréis apreciar ligeramente la pátina de brillo de la que os hablaba. A mí me encanta. Se pueden conseguir colores de glimmer más personalizados y son mucho más baratos que los que puedes encontrar en las tiendas ¡ideal!

Espero que os haya gustado esta segunda parte del tutorial de PP, dos técnicas nuevas con las que llenar de brillo y color vuestros proyectos, una un botecito de polvo de colores fue tan divertido de usar y tan versátil. Nos vemos en la siguiente entrada, hasta entonces, sed buenos =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...