-->

miércoles, 4 de junio de 2014

Tutorial: Emboss Resist

¡Hola!

El sábado pasado aprendimos unas cuantas cosillas sobre el embossing y por vuestros comentarios, vi que os había encantado la técnica, así que esta semana vamos a aprovechar lo aprendido anteriormente para ir un paso más allá; emboss resist ¡allá vamos!

El emboss resist es una técnica que por cuyo nombre ya se puede intuir de qué va, lo que trataremos de hacer es un embossing que resista, es decir, que cree un vacío entre la zona embossada y el resto de la superficie del papel a trabajar, pero como una imagen vale más que mil palabras, ponte cómoda y mira que efecto más bonito podemos conseguir con tan poco esfuerzo.

EMBOSS RESIST

Para realizar esta técnica necesitaremos:

-Pistola de calor
-Tinta de embossing transparente
-Polvos de embossing transparente
-Tinta Distress + aplicador
-Pulverizador con agua (mini mister)
-Pincel


Como siempre os recomiendo, proteged la mesa donde vayáis a trabajar, que la pistola de calor se calienta mucho y la mesa se puede estropear. Una vez nuestra mesa de trabajo esté a salvo, cogeremos la tinta de embossing transparente e impregnaremos el sello escogido con ella:



Estamparemos el sello sobre el papel procurando que la tinta se transfiera correctamente y no deje "vacíos" en la estampación. Rápidamente cubriremos toda la zona estampada con los polvos de embossing transparentes y retiraremos el exceso devolviendo el polvo sobrante al envase (como veis, yo utilizo un trozo de papel que ya no me sirve y doblándolo por la mitad improviso un embudo que va genial)



Una vez retirado el exceso de polvos cogeremos nuestra pistola de calor y la aplicaremos tal y como aprendimos en el anterior tutorial para derretir los polvos de embossing.



El resultado final será como el que veis en la imagen superior. Se ve el embossing ligeramente y es justo así como debe quedar, porque a continuación cogeremos un pad de tintas Distress del color que prefiráis y con suaves movimientos circulares lo aplicaremos sobre toda la superficie del papel, incluso por encima del embossing, sé que muchas utilizáis esponjitas de maquillaje para aplicar las tintas Distress, pero va muchísimo mejor el aplicador, ya que tienes mucho más control a la hora de aplicar la tinta y es más preciso.




Tras haber aplicado la tinta Distress por toda la superficie, podréis observar que la zona que previamente habíamos embossado queda inalterada, es por esto que la técnica se llama emboss resist ¡ha sido muy fácil! ¿a que sí? Pues a partir de aquí tenemos varias opciones, una es dejarlo así y otra seguir trabajando el papel para darle un aspecto grunge. ¿Queréis verlo? pues seguid leyendo.

Una vez tenemos toda la superficie entintada, podemos aprovechar la maravillosa reacción que tiene la tinta Distress cuando le aplicas agua directamente y es que esta tinta al ser con base al agua, hace un efecto como de acuarela cuando entra en contacto con ella. Para ello podéis aplicar el agua directamente con un pulverizador sobre el papel o haciendo un charquito de agua sobre la tabla de corte y aplicando con un pincel. 





Yo lo hice empapando un pincel en agua y dándole pequeños golpecitos sobre el papel las gotas caen en forma de salpicadura. Una vez hayáis mojado el papel a vuestro gusto, podéis (es más, debéis) acelerar el secado con la pistola de calor, el resultado será el siguiente:



De este modo os queda un bonito efecto acuarela que queda genial y el embossing, como veis, prácticamente inalterable y con un toque grunge de lo más resultón. Para terminar, podéis dejar que se quede así o coger un color más oscuro y entintar los bordes con Distress. Para ello, basta con que coloquéis el papel sobre la superficie de trabajo y con movimientos circulares muy suaves entintéis los bordes ligeramente.





Aquí tenéis una preciosa base para una tarjeta o si la recortáis podrá convertirse en una magnifica tag. Un trabajo original, bonito y sobre todo, sencillo. A partir de aquí podéis jugar con los diseños, atreveros a combinar esta técnica con otras y guarrear mucho porque ¡nos encanta!

Espero que hayáis disfrutado este tutorial, nos vemos en el próximo post, hasta entonces, sed buenos =)

8 comentarios:

  1. Me encanta lo bien explicadito que está, este finde me lo voy a pasar pipa probando estas técnicas, un beso guapa, y sigue enseñándonos tanto que lo haces de maravilla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que te dije, tú le vas a hacer embossing hasta a las paredes jajajjajaa!

      Eliminar
  2. Madre mia!! Que no doy a basto con tanta cosa bonita!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El domingo tenemos tuto de Gelatos por aquí ¡esto ya es un non stop!

      Eliminar
  3. Me ha encantado esta tecnica.Voy a probarla!!!
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias =) Creo que las técnicas chulas hay que compartirlas, un poco de sabiduría scrapera bien repartida es imprescindible para que todas avancemos y aprendamos más cositas.

      Eliminar
  4. Muy bien explicado. Y esta técnica, me encanta y queda super chula en los trabajos. Esperando el siguiente ;-) Muacks!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, la verdad es que la técnica es chulísima, yo me divierto mucho en general con el embossing :D Para el domingo tutorial de alguna técnica con Gelatos ¡a guarrear se ha dicho!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...